Transporte aéreo: denegación de embarque, cancelaciones y retrasos

Transporte aéreo: denegación de embarque, cancelaciones y retrasos

Por Aiyon Abogados28.04.17 AÉREO, LEGAL

En el transporte aéreo de pasajeros, los derechos de estos últimos en los casos de denegación de embarque, cancelaciones y retrasos quedan recogidos en el Reglamento (CE) n.º261/2004 de 11 de febrero de 2004. Dicho Reglamento contempla las indemnizaciones a que tienen derecho los pasajeros, así como las obligaciones de asistencia que pesan sobre las compañías aéreas en las situaciones descritas. Sin embargo, guarda silencio en cuanto a los plazos de que disponen los pasajeros para hacer valer sus derechos, lo que lleva a plantearnos si las reclamaciones que efectúan los pasajeros han de someterse al plazo general de prescripción de 5 años contenido en el Código Civil, o al plazo de 2 años que contempla el Convenio de Montreal sobre transporte aéreo internacional de pasajeros.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en su Sentencia de 22 de noviembre de 2012, afirma que el plazo para el ejercicio de las acciones de reclamación de la compensación prevista en el Reglamento ha de determinarse atendiendo a las normas de cada Estado miembro en cuanto a la prescripción de las acciones, añadiendo que el régimen establecido en el Reglamento es autónomo y diferente al régimen del Convenio de Montreal. Esto ha llevado a que nuestros órganos jurisdiccionales se hayan venido decantando por considerar aplicable el plazo general de prescripción contenido en el Código Civil, tal y como han declarado, por ejemplo, la Audiencia Provincial de Madrid en su Sentencia de 6 de junio de 2014 o el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Bilbao en su Sentencia de 17 de noviembre de 2015, entre otros.

No obstante, no dejamos de estar ante una cuestión controvertida ya que la tesis favorable al plazo general de prescripción tiene sus detractores. Así, por ejemplo, el Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Vigo (Sentencia de 3 de marzo de 2016) no duda en referirse al Convenio de Montreal, aunque en estos casos aún habría que dilucidar si el plazo de 2 años contemplado en dicho Convenio (y aplicable tanto al transporte de pasajeros como de mercancías) ha de calificarse como plazo de prescripción o como plazo de caducidad, cuestión que aún no ha sido resuelta de manera satisfactoria por nuestros órganos jurisdiccionales y que, dada su trascendencia, será objeto de posterior análisis.

  • SHARE

Los comentarios están cerrados.