Nueva regulación sobre aeronaves pilotadas por control remoto

Nueva regulación sobre aeronaves pilotadas por control remoto

Por Aiyon Abogados14.01.18 AÉREO, LEGAL

El pasado 30 de diciembre entró en vigor, un día después de su publicación en el BOE, el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto […], el cual viene a poner fin a la regulación provisional que se derivaba de la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

El mencionado Real Decreto resulta de aplicación a aquellas aeronaves pilotadas por control remoto (RPA) cuya masa máxima al despegue sea inferior a 150 kg. o que, siendo superior, queden no obstante excluidas del ámbito de aplicación del Reglamento n.º 216/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de febrero de 2008, coloquialmente llamados  “drones”.  Este sería el caso, por ejemplo, de aquellas que hubiesen sido construidas por aficionados para sus propios fines y sin ánimo lucrativo o comercial, así como aquellas que, independientemente de su masa máxima al despegue, efectúen actividades de carácter público como pueden ser aduanas, policía, búsqueda y salvamento, lucha contraincendios, guardacostas o similares.

Ahora bien, cuando los vuelos se efectúen en su integridad en espacios interiores completamente cerrados o las aeronaves pilotadas por control remoto sean utilizadas exclusivamente para exhibiciones aéreas, actividades deportivas, recreativas o de competición, incluidas las actividades lúdicas propias de las aeronaves de juguete, el mencionado Real Decreto no resultará de aplicación.

Finalmente, debe destacarse el hecho de que el Real Decreto no contempla las operaciones de transporte como posibles usos de las aeronaves pilotadas por control remoto ya que, tal y como se explica en la Exposición de Motivos, “no existen a fecha de hoy condiciones objetivas de seguridad para su autorización”. Por tanto, habrá que esperar a un posterior desarrollo reglamentario que contemple expresamente el uso de este tipo de artefactos no tripulados para el transporte de mercancías o incluso, en un futuro, pasajeros.

  • SHARE

Los comentarios están cerrados.