Cláusulas de sumisión en el transporte marítimo de mercancías

Cláusulas de sumisión en el transporte marítimo de mercancías

Por Aiyon Abogados13.02.17 LEGAL, MARÍTIMO, PROCESAL

La Sección 9ª de Audiencia Provincial de Valencia ha tenido oportunidad de examinar en tres ocasiones la validez de las cláusulas insertadas en los contratos de transporte marítimo de mercancías tras la entrada en vigor de la Ley de la Navegación Marítima (Ley 14/2014, de 24 de julio). Nos referimos a los Autos nº 1243/2016 y nº 1244/2016, ambos de 27 de julio de 2015, y al Auto nº 1620/2016 de 8 de noviembre de 2016, de dicho Tribunal.

En las tres ocasiones la Magistrada ponente, Dña. Purificación Martorell Zulueta, declaró que “no siempre ni en todo caso, la inclusión de una cláusula de prórroga de jurisdicción a Tribunales de otro Estado puede tener por efecto la derogación de la jurisdicción de los Tribunales españoles para conocer de la controversia”, señalando que será necesario el examen de la eficacia de cada concreta cláusula de sumisión jurisdiccional en el ámbito del transporte marítimo de una “forma individualizada para cada supuesto”. Hechas estas precisiones, en sus autos la magistrada entra a analizar los supuestos de hecho en cuestión, para dar soluciones diferentes a cada caso.

En el Auto nº 1243/2016, la Audiencia Provincial rechazó la validez del pacto de sumisión a la jurisdicción de un país comunitario. La Audiencia Provincial argumentó que la actora había reconocido ser parte contratante en el contrato de transporte marítimo y, por lo tanto, no se la podía considerar propiamente un tercero. Cuestión distinta era valorar si, pese a ello, dicha parte podía estar sujeta o no a la cláusula de jurisdicción plasmada en dicho contrato. En este análisis, la Audiencia Provincial apreció que no se había firmado el conocimiento de embarque en la casilla que está destinada a tal fin, por lo que no constaba una específica aceptación por escrito en torno a la cláusula de jurisdicción. Por otro lado, consideró que tampoco podía presumirse aceptación por la contratante ya que no había prueba en los autos que demostrara que operase habitualmente en el sector y conociera, o que debiera conocer, el uso que rige en el ámbito del transporte marítimo internacional de mercancías en relación con las cláusulas de sumisión.

En el Auto nº 1244/2016, la Audiencia Provincial consideró que si bien el contrato de transporte quedaba evidenciado por una carta de porte, le era igualmente aplicable la normativa europea en materia de competencia judicial dado que ambas partes del contrato eran europeas y la cláusula remitía a la jurisdicción de un país europeo. Por otro lado, el Tribunal recalcó la amplia experiencia en el sector logístico tanto de la cargadora como de su comisionista, además existir evidencias de hacerse realizado entre la naviera y éstas otros transportes previos; por lo que concluyó que les era aplicable el pacto de sumisión.

Finalmente, en el Auto nº 1620/2016 la Audiencia Provincial confirmó la validez de la cláusula de sumisión en un supuesto en el que la demandante era parte en un contrato de transporte en calidad de “Shipper/Cargadora” quedando, por tanto, vinculada por su contenido íntegro. Ello, aun cuando la relación con la naviera se realizara a través de un transitario.

Lo relevante de estas tres decisiones es que en todas ellas la Audiencia Provincial de Valencia analiza la relación entre el artículo 468 de la Ley de la Navegación Marítima y el artículo 25 del Reglamento europeo nº 1215/2012 (“Bruselas I”), otorgando prevalencia a las disposiciones de la normativa europea sobre la legislación nacional en aquellos supuestos en los que las cláusulas de jurisdicción se refieren a tribunales comunitarios, declarando, además, la necesidad de que dichas cláusulas se ajusten, en lo que a consentimiento se refiere, a las disposiciones del Reglamento.

  • SHARE

Los comentarios están cerrados.