Azufre de los combustibles para uso marítimo, motivo de sanción

Azufre de los combustibles para uso marítimo, motivo de sanción

Por Aiyon Abogados30.01.18 LEGAL, MARÍTIMO

En los últimos meses hemos asistido en numerosos expedientes sancionadores iniciados por parte de las distintas Capitanías Marítimas españolas y la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM) en lo relativo al contenido de azufre de los combustibles para uso marítimo utilizados por los buques atracados y fondeados en puertos españoles.

AIYON Abogados ha gestionado varios expedientes ante Capitanía Marítimas de distintas zonas de España que sancionan el exceso de contenidos de azufre al amparo de un alegado quebranto de la regulación del Real Decreto 290/2015, de 17 de abril , por el que se modifica el Real Decreto 61/2006, de 31 de enero, por el que se fijan las especificaciones de gasolinas, gasóleos, fuelóleos y gases licuados del petróleo, se regula el uso de determinados biocarburantes y el contenido de azufre de los combustibles para uso marítimo, el cual transpone la Directiva 2012/33/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012. En particular, se argumenta el quebranto del  artículo 11 del meritado R.D. 290/2015.

Por la experiencia de nuestra firma, y según consta recogido en distintas resoluciones de la DGMM, las multas impuestas a los buques pueden llegar hasta los 15.000,00 €.

Tenemos constancia de que a 14 de mayo de 2010 y a 21 de diciembre de 2015 la DGMM emitió instrucciones de servicio en un intento de clarificar conceptos y unificar criterios sobre la aplicación de estos Reales Decretos sobre los porcentajes de azufre que debían contener los combustibles marítimos. De la interpretación de la actual redacción del art. 11 (R.D. 290/2015) y a la luz de las directivas europeas en una lectura conjunto con las instrucciones emitidas por la DGMM, consideramos que se debe tener especial cuidado en las zonas de atraque y fondeo de los buques en puertos españoles ya que, a efectos de la autoridades marítimas españolas parece entenderse que un “buque atracado” equivale a un “buque fondeado” según los parámetros que viene exigidos en el art. 11 y a los efectos de la regulación aplicable, imponiéndose como regla general un consumo de combustible marino con 0,10% azufre en masa de contenido máximo ya en zona de fondeo.

Información que debe ser manejada por los armadores y agentes consignatarios locales, quiénes deberán informar puntualmente de dicha realidad a fin de evitar, siempre que sea posible, la apertura de expedientes sancionadores por el consumo de combustibles con un contenido de azufre superior al indicado; procedimientos que podrían ser evitados tomando las debidas medidas preventivas.

  • SHARE

Los comentarios están cerrados.